Conservación y restauración del patrimonio histórico arquitectónico y arqueológico

La conservación del Patrimonio no supone simplemente la permanencia de la materia de los bienes que lo integran, sino que debe conllevar ante todo la preservación de un conjunto de valores que son los que en último caso justifican su trascendencia, pues mientras que unos tienen soporte directo en su propia realidad física otros, como los históricos, simbólicos o afectivos, son en mayor o menor medida inmateriales, pero no por ello resultan menos importantes a la hora de su consideración como bienes de la colectividad.

Toda protección patrimonial debe, por tanto, basarse en identificar estos valores, como paso previo a cualquier otra actuación. De ahí la importancia de que exista una estrategia investigadora sobre el patrimonio con independencia de las intervenciones concretas que en un momento dado deban realizarse. Este esfuerzo por conocer debe estar siempre abierto y enriqueciéndose constantemente, pues con ello incrementamos la propia importancia del bien.

Esta concepción de la conservación nos lleva inevitablemente a la necesidad de la investigación sobre el patrimonio desde una perspectiva interdisciplinar, que no supone sólo la intervención de distintos profesionales con puntos de vista diferentes y con aplicaciones metodológicas diversas, sino sobre todo de una concepción global unitaria y convergente hacia ese objetivo común de identificar los valores inherentes y buscar los medios para su preservación. Podemos afirmar que la base y la garantía de una buena protección del patrimonio es el conocimiento adecuado del mismo.

Con esta perspectiva venimos trabajando, tanto en la obtención de información extraída del propio patrimonio como en la actuación sobre él, aplicando por un lado el saber acumulado y tratando a la vez de obtener nuevos datos mediante intervenciones físicas de excavación arqueológica o de restauración. Para alcanzar estos objetivos se cuenta con profesionales de distintas formaciones y experiencias, pero también se ha recurrido permanentemente a la participación de otros colegas del propio CSIC o de otras instituciones que los complementen procurando de este modo abordar todos los aspectos de interés que puedan encontrarse.

De acuerdo con la metodología desarrollada, el proceso de actuación comporta una fase previa de documentación, tanto gráfica como documental y de análisis del edificio incluyendo el estudio estratigráfico de paramentos y fábricas y en algunos casos sondeos arqueológicos previos. También se analizan los aspectos constructivos y de materiales junto con las patologías que les afectan y sus causas. Toda esta investigación comporta la generación de un conocimiento del que dimanarán las actuaciones a seguir. Estas pueden ser de dos tipos, que en ningún caso son excluyentes sino complementarias. Si el edificio o monumento necesita una intervención de restauración, se procede a la redacción del correspondiente proyecto basado en la información disponible. En todo caso, tanto si se actúa físicamente sobre el objeto como si no, se plantea siempre una labor de difusión del conocimiento a incrementar continuamente en dos frentes diferentes: el primero de carácter científico, a través de publicaciones especializadas, comunicaciones y ponencias en reuniones académicas; el segundo, con una dimensión más divulgadora y popular, mediante la utilización de paneles explicativos en el propio monumento, conferencias y medios audiovisuales.

Tanto la fase de intervención, como la misma de difusión producen siempre nuevos conocimientos y reflexiones que retroalimentan el proceso en su carácter abierto, como ya indicamos anteriormente.

Para atender a todas estas necesidades, en el LAAC hemos desarrollado una serie de técnicas, con su propio método de investigación, que permiten dar respuestas adecuadas a la altura de la tecnología de cada momento. Desde hace bastantes años nos hemos convertido en un centro de referencia, incluso a nivel internacional, en las técnicas de levantamiento por fotogrametría, proporcionando en este campo servicios a otras entidades o grupos de investigación. Para ello se cuenta con un equipo adecuado de altas prestaciones así como con sistemas digitales de bajo costo cuyo uso se ha difundido en otros centros y universidades. También hemos avanzado en una línea de trabajo en el campo de la modelación y reconstrucción virtual que permite tanto una mayor reflexión y profundización en los estudios y propuestas de interpretación, como una amplia divulgación coherente con las necesidades de un público no especializado. Igualmente hemos desarrollado las técnicas arqueológicas necesarias para un correcto análisis del monumento en su contexto urbano, pues el elemento patrimonial no se puede entender aisladamente dado que tanto el uno como el otro comparten una historia dinámica, en la que han existido interacciones que es necesario investigar; por este motivo hemos incrementado los estudios que permiten conocer los mecanismos de crecimiento de los tejidos urbanos y su incidencia en la transformación del parcelario y del crecimiento de los edificios en altura. Todo ello, bajo la firme convicción de que el conocimiento sobre el patrimonio y su difusión a la sociedad resulta siempre el camino más directo y seguro para garantizar su conservación.

Optimizado para las últimas versiones de: Google Chrome, Internet Explorer y Mozilla Firefox COPYRIGHT © 2016 ESCUELA DE ESTUDIOS ÁRABES | Aviso Legal | Política de Privacidad | Accesibilidad intelligenia-logo Acceder