El Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad (LAAC) realizará la prospección arqueológica de los Jardines del Agdal de Marrakech

Vista aérea de los Jardines del Agdal, en MarrakechEl Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad (LAAC) de la Escuela de Estudios Árabes de Granada (CSIC) realizará entre los días 2 y 17 de enero de 2012 la prospección y catalogación arqueológica de los Jardines del Agdal de Marrakech, como parte del proyecto de rehabilitación de este conjunto monumental, promovido por la Fundación de Cultura Islámica (FUNCI) mediante convenio suscrito con la Région de Marrakech-Tensif-El Haouz, la Commune Urbaine Mechouar-Kasbah, y el Institut National de la Recherche Agronomique du Maroc.
Los Jardines del Agdal, construidos a mediados del siglo XII, fueron en su origen una finca de recreo almohade y desde su creación han sido propiedad de las dinastías gobernantes y del Estado. Tienen una extensión de unas 500 hectáreas y consisten en un conjunto de espacios cultivados, infraestructuras hidráulicas y edificaciones palatinas rodeadas por una muralla que originalmente llegó a alcanzar los 10 kilómetros de perímetro.
La finca, que hoy forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, ha pasado por diversas vicisitudes a lo largo de sus ocho siglos de historia, incluidos periodos de abandono ligados a los avatares históricos. Actualmente está en producción agrícola y en lo esencial mantiene las características y funciones con las que fue concebida. Los jardines son irrigados por una importante red hidráulica que comprende en la actualidad galerías subterráneas de captación, pozos y acequias a cielo abierto, que de una u otra manera tienen su origen en la vertiente norte de las montañas del Atlas. Esta red alimenta dos grandes albercas que actúan como elementos reguladores del riego y a la vez son parte fundamental, como elementos lúdicos y ornamentales, de un complejo de estancias palatinas de recreo. Las zonas de cultivo están divididas en grandes parcelas rectangulares que acogen la plantación de gran número de variedades de cítricos, olivos y frutales. Históricamente este tipo de jardines ha sido utilizado para la experimentación y aclimatación de especies vegetales con fines productivos, algo que sigue ocurriendo en la actualidad.
La relevancia de este conjunto trasciende el ámbito puramente local, ya que en la propia Península Ibérica se han conservado monumentos similares: los Jardines de la Buhayra de Sevilla y el Castillejo de Monteagudo (Murcia), por ejemplo, fueron diseñados en la misma época. También la ciudad de Granada conserva un ejemplo similar como es el caso del palacio de Alcázar Genil, compuesto por jardines, campos de cultivo y por una gran alberca, redescubierta esta última recientemente.
Los Jardines del Agdal incluyen gran cantidad de elementos patrimoniales, que han llegado hasta nosotros en distinto grado de conservación. El proceso acelerado de transformación urbana que ha conocido Marrakech en las últimas décadas ha llegado a amenazar su preservación. A pesar de su gran notoriedad, valor histórico y atractivo turístico, hasta el momento no se ha realizado un estudio pormenorizado del conjunto. Éste es uno de los propósitos del ambicioso proyecto de estudio y rehabilitación emprendido por las instituciones participantes. Para ello se ha reunido un grupo de trabajo compuesto por expertos internacionales en los campos de la arquitectura, el urbanismo, la arqueología y el paisajismo.

José Torres, Julio Navarro y Fidel GarridoEl Laboratorio de Arqueología y Arquitectura de la Ciudad (LAAC) de la Escuela de Estudios Árabes de Granada participa en la rehabilitación de este conjunto monumental, en su condición de institución ligada a la investigación de la arqueología y la arquitectura islámicas, continuando una tradición de colaboración internacional en el campo del conocimiento y conservación del patrimonio.
El Dr. Julio Navarro Palazón dirigirá el equipo que realizará la prospección arqueológica, identificará las áreas de interés arqueológico y planificará las futuras excavaciones en el conjunto. Para realizar esta prospección y elaborar el catálogo de elementos arquitectónicos y arqueológicos del conjunto monumental, nueve investigadores del laboratorio especialistas en distintos campos se desplazarán a Marrakech el próximo mes de enero. El equipo lo componen arqueólogos, arquitectos, arquitectos técnicos y dibujantes:
•    Dr. Julio Navarro Palazón, arqueólogo director de los trabajos.
•    D. Juan Luis Benítez Campos.
•    D. Fidel Garrido Carretero.
•    D. Juan Antonio Hernández Pérez.
•    D. Manuel Pérez Asensio.
•    D. Manuel Rodríguez Gallego.
•    Dª. Paula Sánchez Gómez.
•    D. José Manuel Torres Carbonell.
La presente campaña de trabajos es el primer paso de un proyecto a largo plazo que contempla futuras actuaciones de excavación, restauración arquitectónica, botánica y paisajística, encaminadas a salvaguardar el valor patrimonial del monumento y adecuarlo a las nuevas necesidades urbanísticas del entorno mediante la elaboración de un proyecto de gestión económica y de desarrollo turístico del lugar.

Optimizado para las últimas versiones de: Google Chrome, Internet Explorer y Mozilla Firefox COPYRIGHT © 2016 ESCUELA DE ESTUDIOS ÁRABES | Aviso Legal | Política de Privacidad | Accesibilidad intelligenia-logo Acceder